Thursday, February 22, 2024
InicioPolíticaDel INSABI a gobiernos morenistas: así beneficiaron recursos federales a empresa de...

Del INSABI a gobiernos morenistas: así beneficiaron recursos federales a empresa de amigo de Andy López Beltrán

Entre 2020 y 2022, más de 435 millones de pesos de recursos federales provenientes del extinto Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) terminaron, gracias a la intermediación de los gobiernos morenistas de Quintana Roo y Tabasco, en las cuentas de Romedic SA de CV, una empresa de reciente creación que se encuentra en la lista de distribuidores de medicamentos que no cumplen con la regulación sanitaria y que es propiedad de Jorge Amílcar Olán Aparicio, amigo de Andy López Beltrán.

El gobierno de Quintana Roo, encabezado por Mara Lezama, y el gobierno de Tabasco, durante la gestión de Adán Augusto López, otorgaron contratos millonarios para la compra de medicamentos y equipo de curación a Romedic. El dinero público empleado para  realizar estas contrataciones provenía del INSABI, dependencia con la que los gobiernos estatales previamente firmaron convenios de transferencia de recursos de los programas presupuestarios E023 “Atención a la Salud” y U013 “Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social Laboral”.

Además de su relación de amistad con Andy López Beltrán, Olán Aparicio también mantiene relaciones de negocios con César Mauricio Calderón Alipi, hermano de Alejandro Antonio Calderón Alipi, actual director general del IMSS-Bienestar y excoordinador nacional de Abastecimiento y Distribución de Medicamentos del INSABI, dependencia de donde salieron los recursos federales que terminaron beneficiando a su empresa.

El 27 de diciembre de 2022, tres meses después de que Mara Lezama asumiera el cargo como gobernadora morenista de Quintana Roo, su administración otorgó, mediante una licitación pública, un contrato por 219 millones de pesos para la compra de 183 claves de medicamentos a Romedic.

En el contrato, el gobierno de Quintana Roo señaló que los recursos procedían del convenio GO-023-2022-QROO-23, firmado el 12 de octubre de 2022 por el exdirector general del INSABI, Juan Ferrer Aguilar, y el secretario de salud estatal, Flavio Carlos Rosado.

Como parte del convenio, el INSABI transfirió 350 millones de pesos del programa E023 “Atención a la Salud” al gobierno de Quintana Roo para que éste los utilizara en la compra de medicinas, equipo de laboratorio y suministros médicos. De esos 350 millones de pesos, 219 millones terminaron beneficiando a la empresa de Olán Aparicio.

Contrato SESA-DA-053-2022 otorgado por el gobierno de Quintana Roo a Romedic

Convenio GO-023-2022-QROO-23 con el que el INSABI transfirió 350 millones de pesos de la federación a Quintana Roo

Jorge Amílcar Olán Aparicio y su padre, Jorge Luis Olán Rodríguez, son accionistas de Romedic

Seis días antes de la firma del contrato con el gobierno de Quintana Roo, la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) incluyó a Romedic en la lista de distribuidores de medicamentos que no cumplen con la regulación sanitaria. Esto, debido a que el personal del órgano regulador no pudo constatar las condiciones sanitarias del establecimiento al no encontrar el inmueble donde opera. 

Romedic declaró al gobierno quintanarroense que su dirección se encontraba en el número 238 de Avenida Universidad en la Colonia El Recreo, en Villahermosa, Tabasco, el mismo domicilio al que acudió el personal de la COFEPRIS durante su visita de verificación. Sin embargo, en ese lugar únicamente se encuentra una tienda Euroceramic y una gasolinera.

Entre las 183 claves que los Servicios Estatales de Salud de Quintana Roo adquirieron con Romedic se encontraban medicamentos del cuadro básico como la insulina, anestésicos como la lidocaína, analgésicos como el paracetamol y antiinflamatorios como el naproxeno.

De acuerdo con la propia COFEPRIS, “los medicamentos irregulares que pueden estar distribuyendo las compañías que se encuentran en esta lista representan riesgos inminentes a la salud de las personas, pues carecen de garantías de calidad, seguridad y eficacia, y no cuentan con certificaciones de buenas prácticas de fabricación, conservación o distribución”.

Los medicamentos que Romedic surtió al gobierno de Quintana Roo fueron destinados a las unidades médicas de primer y segundo de nivel del Hospital General de Chetumal, el Hospital General de Cancún, el Hospital General de Cozumel, el Hospital General de Playa del Carmen, el Hospital Integral de Isla Mujeres y el Hospital Materno Infantil Morelos, ubicado en el municipio de Othón P. Blanco. 

La COFEPRIS también señala que los principales riesgos por el consumo de medicamentos de empresas que no cumplen con la regulación sanitaria como Romedic son: el desarrollo de enfermedades al suministrar sustancias no estériles o tóxicas, falta de efecto terapéutico y/o pérdida del estado de salud por suspensión de tratamiento efectivo.

Las irregularidades no se detienen ahí. Durante la junta de presentación y apertura de propuestas de la licitación, Jaime Augusto Priego Rodríguez firmó como representante legal de Romedic. Jaime Augusto es hermano de Arturo Enrique Priego Rodríguez, exdirector del Instituto de Vivienda de Tabasco durante la gestión de Adán Augusto López y actual subdelegado de los programas del Bienestar en el mismo estado. 

Romedic fue constituida en enero de 2020 en Villahermosa, Tabasco, por Jorge Amílcar Olán Aparicio y su padre Jorge Luis Olán Rodríguez, quien a sus 63 años y sin ninguna experiencia previa en el servicio público se convirtió en este sexenio en funcionario de Pemex Exploración y Producción, donde recibe un sueldo mensual bruto de 39 mil pesos como muestrero probador de aceite. 

En redes sociales e internet, Olán Aparicio y su empresa son prácticamente inexistentes. 

Sin embargo, la esposa de Olán Aparicio, Brenda Cepeda García, utiliza activamente sus redes. El 27 de abril de 2014, subió a su perfil de Facebook una fotografía donde se ve a los dos arreglados y abrazados en la boda de un amigo. Ese mismo día, Cepeda García subió una foto más del evento. Esta vez, se ve a la pareja al fondo de la imagen posando con su grupo de amigos, algunos de ellos ­–de acuerdo con sus perfiles de Facebook– exalumnos del Colegio Americano de Tabasco, escuela donde estudiaron los hijos del presidente López Obrador. Entre ellos, una vez más, se encontraba Andy López Beltrán.

Los contratos con Tabasco

Durante el 2020, primer año de la pandemia de COVID-19 y segundo año de Adán Augusto López como gobernador de Tabasco, su administración otorgó nueve contratos por 216 millones de pesos a Romedic para la compra de materiales, accesorios y suministros médicos como jeringas, gorros quirúrgicos y soluciones antisépticas. 

El dinero público empleado para beneficiar a la empresa de Olán Aparicio también provenía del INSABI y siguió la misma ruta que en Quintana Roo.

El 31 de enero de 2020, el exdirector general del INSABI, Juan Ferrer Aguilar, firmó un convenio de transferencia de recursos con la titular de la Secretaría de Salud de Tabasco, Silvia Roldán Fernández, y con el entonces gobernador, Adán Augusto López. 

Tras la firma del convenio, el INSABI transfirió al gobierno de Tabasco mil 277 millones de pesos de la federación del programa presupuestario U013, el cual tiene como propósito garantizar la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos e insumos para las personas sin seguridad social en los 32 estados del país. 

Ya con los recursos del INSABI en las arcas estatales, el gobierno de Adán Augusto López asignó el primer contrato a Romedic el 21 de mayo de 2020 –apenas cuatro meses después de la constitución de la empresa– por un monto de 61 millones de pesos.Vía transparencia, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) pudo comprobar que, entre mayo y diciembre de 2020, la compañía del amigo de Andy López Beltrán facturó 216 millones de pesos con la Secretaría de Salud tabasqueña.

Amigo de Andy… y de la familia encargada de la distribución de medicamentos

En diciembre de 2020, Jorge Amílcar Olán Aparicio y César Mauricio Calderón Alipi constituyeron en Villahermosa, Tabasco, la empresa Diagnóstico Biomolecular SA de CV, la cual tiene como objeto social “la promoción, ejecución y desarrollo de todo tipo de actividades relacionadas directa o indirectamente con la salud”. 

Al igual que Olán Aparicio, el hermano de César, Alejandro Antonio Calderón Alipi, también forma parte del grupo de amigos de Andy López Beltrán en Tabasco y ha tenido un ascenso vertiginoso como funcionario público durante el actual sexenio.

Como muchos de los amigos cercanos de Andy que actualmente ocupan cargos en el gabinete, Alejandro Calderón Alipi inició el gobierno formando parte de la ayudantía del presidente López Obrador. En enero de 2020, un año después de haber ingresado a la ayudantía, fue nombrado titular de la Coordinación Nacional de Abastecimiento y Distribución de Medicamentos del extinto Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).

Fue precisamente durante el periodo en el que Alejandro Antonio Calderón Alipi ocupó el cargo de coordinador nacional de Abastecimiento y Distribución de Medicamentos que Romedic, empresa propiedad de Olán Aparicio, se vio beneficiada con los recursos de la federación provenientes del INSABI. 

Incluso, Romedic fue constituida en enero de 2020, fecha en la que Alejandro Calderón Alipi fue presentado por el presidente López Obrador como uno de los principales directivos del INSABI durante una de sus conferencias matutinas. 

La cercanía entre Olán Aparicio y los hermanos Calderón Alipi es tal, que la esposa de Olán Aparicio, Brenda Cepeda García, tiene como amigos en Facebook a Alejandro Calderón Alipi y a su hermano, César Calderón Alipi.

Tras la desaparición del INSABI, Alejandro Calderón Alipi asumió la dirección general del IMSS-Bienestar, cargo que ocupa actualmente.

Fuente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más popular