Wednesday, May 29, 2024
InicioPolíticaPor eso piensa la gente que las peleas están arregladas

Por eso piensa la gente que las peleas están arregladas


El taquillero es el mandón, y así fue perfilado Saúl “Canelo” Alvarez por el agente internacional, Rafael “La Cobra” Mendoza, quien con su ojo clínico encontró el potencial del entonces jovencito boxeador tapatío. Al presentarlo el genio yucateco con Oscar de la Hoya, también expuso el librito con la estrategia para construir lo que es hoy el campeón mundial súpermediano CMB, AMB, FIB, OMB.

Bob Arum elegía a los oponentes de Manny Pacquiao. Floyd Mayweather Jr., hacía lo mismo. Oscar de la Hoya y “Canelo” también. El jalisciense, como dueño absoluto de su marca, eligió a Jaime Munguía, primero porque se debían crecer los números de pago por ver, que se concretara en negocio, después de los dos fracasos anteriores, y porque el tijuanense representaba poco riesgo en el cuadrilátero, como lo han sido casi todos sus adversarios. La televisión estadounidense decidió que Pacquiao se enfrentara a Juan Manuel Márquez, cuarta edición, y a Mayweather Jr., con “Canelo”, cruces atractivos que representaron ganancias para todos lados.

Los casi cuatro primeros rounds de la “Canelo”-Munguía, celebrada el sábado en Las Vegas, recordó al “Canelo” noqueador de inicios de su carrera, inolvidables noches en el Coliseo Olímpico de la Universidad de Guadalajara, entre otras instalaciones de la máxima casa de estudios jalisciense, en 2007 y 2008. El tijuanense se presentó en competencia, hasta que visitó la lona en el cuarto capítulo, una acción que ya estaba presupuestada, el retador prácticamente no tiene defensa, durante su trayectoria logró esquivar la derrota porque jamás se enfrentó a un rival de fuerte pegada, y además el tapatío es gran contragolpeador.

Y sí, inexplicablemente Jaime Munguía dio marcha atrás cuando ejecutaba en el tercer capítulo, una de sus clásicas realizaciones en la humanidad del campeón mundial súpermediano, con las que ha noqueado. Lo volvió a repetir en el octavo round, desistió de su ataque, y también lo hizo en el asalto número doce, en el que además extrañó que se presentara como boxeador, soportando su humanidad en las puntas de los pies, lanzando el jab, como si se tratara del primer round, se le conoce como echar bola, cuando el púgil se siente ganador, sólo debe mantener a distancia el compromiso. Tres minutos finales en los que se esperaba que Munguía apareciera como un tornado, que saliera a dar el todo por el todo. Pero no. De cualquier forma, “Canelo” siempre fue el favorito.

Las esquinas, parte de la producción, fueron decorativas. Saúl Alvarez con el estilo que lo mantiene como el campeón mundial en ganar las mejores bolsas, en el ring siempre se ha mandado solito. Munguía, fajador atrabancado que no sabe defenderse. El entrenador Freddie Roach jamás le iba a cambiar el estilo. Nadie podrá hacerlo. El tijuanense no aspira a mucho.

¿David Benavidez?, ¿Arabia Saudí?, con elecciones, como Munguía, “Canelo” continuará sin riesgos, registrando números negros en su cuenta bancaria. Es su negocio. ¿Tendrá la pelea consagratoria?, jamás, porque no existen los Mayweather Jr., tampoco los “GGG”, de las dos primeras ediciones. Benavidez es un boxeador rupestre, tirapiedras, y “Canelo” le gana. El estadounidense publicitado como “El monstruo mexicano”, está a años luz de Floyd Mayweather Jr., y también muy lejos de Golovkin. Y ya no hay más, el resto, peleadores de pacotilla.

Por quién sabe qué vez lo reiteramos, “Canelo” debe retirarse para disfrutar de lo ganado con su familia, porque esos machacones que recibió de los puños de Munguía, los que le untó Jermell Charlo, John Ryder, “GGG” Golovkin, tercera edición, Dmitri Bibol, por ejemplo y de lo más reciente, han ingresado a su humanidad con la intención de restarle capacidad física. Y por lo visto no existe autoridad que lo haga reflexionar. Es un hecho que quienes lo rodean sólo le echan porras para que continúe castigando su físico. A nadie le conviene que la máquina productora de millones de dólares se detenga.

En noviembre de 2021, el excampeón mundial súpergallo y pluma CMB, el jalisciense Oscar “Chololo” Larios, dijo: “A “Canelo” le hace falta meter más el acelerador en las peleas, no necesita hacer este tipo de pelas lentas, debe de ir por eso, debe hacer más espectáculo, por eso piensa la gente que las peleas están compradas o arregladas”… Y por ahí estaré atisbando.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Fuente

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más popular